5 tratamientos naturales para el vitiligo

El vitíligo es la falta de pigmentación de áreas o parches de la piel debido a la falta de melanina. Además de los tratamientos tradicionales para el vitíligo, existen nuevos remedios naturales que en ocasiones resultan menos dañinos para el organismo promoviendo la elaboración de melanina de forma natural.
1. Moringa

La Moringa es una planta nativa del sub-Himalaya en la India. Usada como remedio tradicional en la región durante milenios, la moringa tiene propiedades anti-inflamatorias y de regulación del sistema inmune. Debido a esto, en muchos pacientes, la Moringa es capaz de detener el proceso de destrucción de melanina por parte del sistema inmunitario que se ha señalado como posible causa del vitíligo.

Un estudio de 2014 de la Universidade Federal de Uberlândia en Brasil ha enlazado el uso de cremas basadas en compuestos de moringa para potenciar el efecto de tratamientos de fototerapia para el Vitiligo al tener un efecto fotoestabilizador.

Moringa

2. Psoralea

La Psoralea es una planta empleada en la medicina tradicional china (en la que se la conoce como babchi) por su efectividad en el tratamiento de afecciones cutáneas como el vitíligo y la psoriasis. La psoralea tiene efectos antioxidantes, anti-inflamatorios y antimicrobianos y existe abundante literatura científica soportando sus efectos terapéuticos.

La psoralea contiene el compuesto activo psoralen que se emplea habitualmente junto a sesiones de rayos UVA o UVB en lo que se denomina terapia PUVA. La efectividad de esta terapia ha sido defendida en numerosos estudios y se emplea habitualmente en el tratamiento del vitiligo.

3. Ammi Majus

Diversos estudios científicos publicados en la revista Nature han defendido la utilidad de esta flor para el tratamiento natural del vitiligo. La Ammi Majus es muy popular en Egipto, donde crece naturalmente, como remedio tradicional para diversas afecciones. Sus efectos contra el vitiligo han propiciado el desarrollo de ungüentos naturales para su aplicación sobre los parches de vitiligo e incluso tratamientos de uso oral.

El uso de Ammi Majus para el tratamiento natural del  vitiligo en la medicina occidental se remonta a la década de los años cincuenta. Hoy en día se encuentran numerosos productos como cremas, pomadas y champúes basados en los principios activos naturales de esta planta.
4. Fototerapia

La fototerapia es posiblemente el tratamiento natural más popular contra el vitiligo. Suele emplearse en combinación con otros tratamientos de uso tópico o sistémico, especialmente junto a psoralen en la ya mencionada terapia PUVA.

Hoy en día existen sistemas contra el vitíligo para el uso de fototerapia de forma natural desde casa, sin necesidad de emplear radiaciones de alta intensidad en nuestra piel. Se trata de equipos que simulan la luz natural ultravioleta del sol (UVB o UVA) para su aplicación en la piel afectada por vitíligo. Estos equipos se pueden adquirir de forma económica para su uso individual, evitando la necesidad de ningún tipo de gasto posterior o coste de uso.

 5. Igualadores de pigmentación

Finalmente, algunos productos naturales para el vitiligo basan su acción a un nivel más cosmético que patológico, ocultando los parches sin llegar a eliminarlos. Es el caso de los denominados igualadores de pigmentación. Estos productos basan su funcionamiento en la igualación del color entre los parches de vitíligo y el resto de la piel. No actúan sobre el origen del vitíligo sino que ayudan a camuflar sus efectos de manera cosmética. Aún así, pueden ser eficaces debido a la inmediatez de sus efectos, que permite emplearlos hasta que otros tratamientos consigan actuar sobre las manchas.

Se continúan desarrollando y probando nuevos tratamientos de origen natural para el vitiligo en la búsqueda de terapias que ofrezcan mejores resultados con cada vez menos inconvenientes y efectos secundarios para el paciente.


Referencias: