Protopic y vitiligo

Protopic es una pomada de los laboratorios Roche empleada para el tratamiento del vitiligo. El principio activo de Protopic es el tracolimos, un componente que actúa sobre el sistema inmune de las células de la piel. Puesto que el vitiligo es una enfermedad con un importante carácter auto-inmune, el uso de Protopic suele resultar efectivo a la hora de tratar las manchas.

Se cree que el vitiligo está desencadenado por la determinación por parte del sistema inmunitario de que los melanocitos de una determinada área de la piel son defectuosos. Los melanocitos son las células encargadas de general la melanina, que da color a la piel. Se desconoce si está detección se basa en algún factor real, si bien se cree que ciertos desbalances de proteínas podrían ser los desencadenantes. Una vez el sistema inmune determina que los melanocitos son defectuosos, lanza una reacción contra ellos resultando en su destrucción, generando la aparición de parches blancos característicos del vitiligo. Protopic actúa sobre las células del sistema inmune que destruyen los melanocitos de la piel, ralentizando y a veces deteniendo la progresión de los parches.

¿Cómo puedo conseguir Protopic?

Para adquirir comercialmente Protopic es necesario contar con receta médica, generalmente provista por el dermatólogo. En ocasiones, algunos dermatólogos son reacios a recetar Protopic en cuadros leves o moderados de vitiligo. Al reducir la fucnción protectora sobre el sistema inmunitario de la piel, el uso de tracolimos, principio activo del Protopic, puede conllevar un aumento en el riesgo de sufrir infecciones u otras enfermedades. El uso de Protopic durante largos periodos de tiempo podría estar asociado a un aumento del riesgo de cáncer. El efecto secundario más frecuente es una sensación de picor o quemazón tras las primeras aplicaciones. Existen ciertas alternativas naturales que actúan sobre el sistema inmune de manera más natural.


Protopic y vitiligo
 Protopic al 0.1%

¿Cómo se usa Protoopic?

Protopic es una medicación que se comercializa en forma de crema para uso tópico. En otras palabras, se aplica directamente sobre las manchas de vitíligo.  Protopic debe aplicarse exactamente de la forma en la que recomiende el médico, especialmente en lo referente a cantidades y periodos de aplicación. La mayor parte de los dermatólogos sólo recomienda Protopic al 0.1% para adultos, mientras Protopic al 0.03% suele ser recetado a niños y adolescentes.

Es necesario lavarse las manos antes de comenzar la aplicación y a continuación se extiende una fina capa sobre las zonas afectadas por vitiligo. Las áreas no deben cubrirse con ningún tipo de vendaje tras la aplicación de Protopic. es importante que el paciente no se bañe, duche o nade inmediatamente tras la aplicación, de forma que le de tiempo a la piel a absorber el principio activo. En caso de que la piel se quede muy seca, puede ser necesario aplicar una crema hidratante.

Protopic no está pensado para su uso durante largos períodos de tiempo. Si tras unas seis semanas de tratamiento los síntomas de vitíligo no mejoran es necesario consultar al dermatólogo. Igualmente si durante el tratamiento las manchas parecen empeorar en vez de mejorar es necesario acudir al especialista.

En casi de saltarse una dosis, puede aplicarse inmediatamente si no hace demasiado tiempo de la hora prevista inicialmente o simplemente esperarse a la siguiente aplicación en caso de que ésta esté próxima. No deberá en ningún caso aplicarse más cantidad del producto por haberse saltado una dosis anterior, pese a que es difícil aplicar una sobredosis de Protopic.

Efectos secundarios

Es necesario buscar atención médica inmediata si el uso de Protopic parece detonar síntomas característicos de una reacción alérgica como temblores, dificultad respiratoria, inflamación de la cara, labios, lengua o garganta.

En caso de que aparezca alguno de los siguientes efectos secundarios debe interrumpirse el tratamiento y acudir al especialista:
  • Picor grave, sensación de quemazón severa en las áreas donde se ha aplicado Protopic.
  • Inflamación de las glándulas, enrojecimiento o formación de costras al rededor de los folículos del pelo.
  • Síntomas de una infección de piel:  inflamación, enrojecimiento, hinchazón.
Otros efectos secundarios más leves incluyen dolor de cabeza, picor o quemazón leve o moderada, síntomas como de una gripe o resfriado leve y sensibilidad al frío.

Protopic está contraindicado en ciertos casos. Es necesario informar al dermatólogo de cualquier medicación que se esté tomando en el momento de comenzar el tratamiento o se haya empleado recientemente, de cualquier enfermedad actual o pasada así como el historial familiar. Entre los casos en los que Protopic está contra-indicado destacan:
  • Pacientes con cáncer de piel de cualquier tipo, ya que la aplicación de Protopic podría empeorar su evolución.
  • Pacientes que sufran cualquier tipo de infección de piel, incluyendo herpes, viruela o acné generalizado.
  • Pacienets con problemas de piel cómo el síndrome de Netherton.
  • Personas con un sistema inmune débil, que tienden tendencia a sufrir infecciones, resfriados o gripes.
  • Personas con problemas renales.
  • Personas que sufran de enrojecimiento de piel o inflamación o irritación de áreas extensas de la piel.
 Alternativas

Medicaciones inmuno-inhibidoras como Protopic presentan riesgos que pueden evitarse con tratamientos que presentan niveles equivalentes de efectividad. Entre estas alternativas, destaca la denominada terapia PUVA. El tratamiento PUVA combina el uso de fototerapia con el la aplicación de un fotosensibilizador natural llamado psoralen. El psoralen es un extracto de la flor de la psoralea y administrado sobre las manchas de vitiligo aumenta en gran medida el efecto de los rayos UVA. El tratamiento PUVA presenta una alta tasa de efectividad contra el vitiligo. Entre sus riesgos a largo plazo,  destaca la posibilidad de un incremento en el riesgo de sufrir melanomas si la terapia se ha seguido durante extensos períodos de tiempo.


Protopic tiene interacciones con ciertas medicaciones, por lo que no es recomendable administrarlo cuando se está llevando un tratamiento con ellas. Es necesario informar al dermatólogo de cualquier otra medicación empleada antes de comenzar el tratamiento con Protopic. Entre otras, algunas medicaciones que presentan interacciones con Protopic son: conivaptan (Vaprisol), imatinib (Gleevec), isoniazid (empleada para el tratamiento de la tuberculosis), antibioticos como la claritromicina, la eritroromicina o la telitromicina, medicaciones antidepresivas como Nefazodone, medicación anti hongos como clotrimazol (Mycelex Troche), itraconazol (Sporanox), ketoconazol (Extina, Ketozole, Nizoral, Xolegal), miconazol (Oravig), or voriconazol (Vfend); medicaciones para el corazón como nicardipina (Cardene) o quinidina (Quin-G), tratamientyos contra el SIDA incluyendo atazanavir (Reyataz), delavirdina (Rescriptor), fosamprenavir (Lexiva), indinavir (Crixivan), nelfinavir (Viracept), saquinavir (Invirase), o ritonavir (Norvir, Kaletra).

Referencias: