Vitiligo en el pene

El vitiligo en el pene es una variedad de vitiligo en la que los característicos parches claros del vitiligo aparecen en el pene. El vitiligo en el pene afecta a un alto porcentaje de los varones con vitiligo. Puede limitarse al pene o extenderse en otras partes de los genitales como los testículos, o en el área de las ingles, muslos y ano.

Más allá de los aspectos estéticos, el vitiligo en el pene no supone un riesgo para la salud del paciente ni de sus compañeros sexuales. Al igual que otras formas de vitiligo, el vitiligo en el pene no es en ningún caso contagioso, por lo que los pacientes no requiere de precauciones adicionales a la hora de mantener relacione sexuales más allá de las recomendadas habitualmente.

El vitiligo en el pene puede ser confundido con otras afecciones de la piel y en ocasiones causar preocupación a los pacientes o a sus posibles compañeros sexuales sobre las características de la enfermedad. El tratamiento de esta variedad de vitiligo requiere precauciones adicionales, ya que algunas formas de tratamiento como la fototerapia pueden resultar problemáticas dada la sensibilidad de los genitales y especialmente de los testículos a las radiaciones ultravioleta.

Síntomas

El vitiligo en el pene puede aparecer tanto en cuadros de vitiligo segmentario como en aquellos de vitiligo no segmentario. En general, la mayor parte de los pacientes con vitiligo en el pene también presentan vitiligo en otras áreas del cuerpo, como vientre y muslos o en zonas más visibles del cuerpo como la cara, brazos, hombros, espalda o pecho.

El vitiligo empieza manifestándose como una pequeña mancha o puntos de descoloración que progresivamente van extendiéndose hasta unirse unos con otros, formando parches de piel sin pigmentación. Es habitual que los pacientes de vitiligo no aprecien la aparición de las manchas hasta pasadas semanas o meses desde el comienzo de su desarrollo, por lo que el comienzo del tratamiento no coincida con el comienzo de la enfermedad. 

El vitiligo en el pene puede causar síntomas psicológicos en los pacientes, que pueden mostrar problemas de ansiedad o de estrés relacionados con la preocupación a la hora de mostrar sus genitales. Muchos pacientes de vitiligo en el pene reportan preocupación por sufrir rechazo debido a los parches de decoloración en sus genitales, lo que puede generar en problemas de inseguridad. En algunos pacientes se han reportado problemas de impotencia e insatisfacción sexual debidos a la inseguridad causada a la hora de mostrar las manchas de vitiligo.

Vitiligo en el pene

Causas

Las causas del vitiligo en el pene son las mismas que las de otras formas de vitiligo. El origen de los parches de piel blanquecina se debe a la destrucción de los melanocitos por parte del sistema inmune del propio paciente. Los melanocitos son las células de la piel encargadas de darle una tonalidad oscura. De esta forma, las personas de piel oscura tienen una mayor concentración d emelanocitos en la piel que aquellas de piel más clara. Los melanocitos protegen la piel de la radiación ultravioleta del sol, ofreciendo mayor resistencia a sufrir quemaduras, lo cual explica que evolutivamente, las personas originarias de regiones cercanas al ecuador presenten mayores concentraciones de estas célula, que aquellas más cercanas a las regiones polares, donde la intensidad del sol es menor.

Se desconoce con precisión por qué las células del sistema inmune de los pacientes de vitiligo atacan a los melanocitos. Se cree que una modificación ene estos podría generar una detección errónea por parte de los linfocitos-T, que los considerarían defectuosos y por tanto provocarían su destrucción.

De esta forma, las causas del vitiligo en el pene son genéticas y en ningún caso las causas pueden ser atribuidas a los hábitos sexuales del paciente o a sus compañeros sexuales, ni existe riesgo de contagio por cualquier vía, incluida la sexual.

Tratamiento

Debido a la vulnerabilidad de los genitales a ciertas terapias, el tratamiento del vitiligo en le pene requiere tomar ciertas precauciones adiciones, que pueden limitar el tratamiento a emplear.

El uso de fototerapia puede resultar complicado debido a la sensibilidad de el pene y especialmente de los testículos a las radiaciones ultravioleta y al calor. Se sabe que un aumento de la temperatura en el interior de los testículos está directamente relacionado con una disminución en la producción de espermatozoides. Se cree que temperaturas elevadas constantes en los genitales masculinos pueden conllevar el desarrollo de impotencia a largo plazo.

Algunos especialistas pueden recomendar el uso de fototerapia de banda estrecha con un fotosensibilizador que permita reducir la dosis de radiación empleada en la fototerapia. Unod e los fotosensibiliades más empelados es el psoralen, que empleado junto con fototerapia constituye el tratamiento PUVA de las siglas psoralen P+UVA. Otro fotosensibilizador natural ampliamente utilizado en el tratamiento del vitiligo es el trisoralen, que al igual que el psoralen se extrae de las hijas de la psoralea.

Tratamientos basados en el uso de inmunosupresores pueden resultar igualmente complicados al tratarse de un area relativamente más expuesta a infecciones de la piel que otras zonas del cuerpo. Entre estos tratamientos se incluyen algunas de las cremas y pomadas más empeladas contra el vitiligo como Protopic.

El dermatólogo es quien puede decidir con mayor precisión qué tratamientos es más adecuado para cada caso de vitiligo en el pene. Es importante que los pacientes realicen un seguimiento de la evolución de las manchas y que reporten al especialista en caos de encontrar cualquier anomalía así como en el caso de sufrir cualquier reacción inesperada al tratamiento.

Referencias